Get the most out of Blomming
Blomming.com
  • Products, Tutorial 4 julio 2011 francesca

    A diario recibimos una cantidad increíble de información a través de imágenes; la pregunta es: ¿qué determina que nos detengamos en una en lugar de otra? Parece evidente que influyen factores estéticos: llamará nuestra atención aquella foto que cuide estos tres factores principales: fondo, iluminación y enfoque, y por supuesto, el objeto que aparece en ella.

     consejos-buena-fotografia

    El fondo.  Más allá de problemas puntuales debidos al excesivo tamaño del objeto, es probable que la mayor parte de los productos que querrás fotografiar sean de dimensión media-reducida. Un fondo neutro garantiza siempre un resultado limpio y elegante, fácil de mostrar en cualquier página web. Para presentar un fondo uniforme y lograr que el producto resalte, basta un simple folio, una mesa o una pared. Es siempre aconsejable el blanco u otro color neutro claro. 

    Una composición puede también contar con un toque de distinción: si deseas añadir otros elementos, asegúrate de combinar los colores de forma adecuada e intenta no sobrecargar el “set”: podría deisminuir la importancia del producto y confundir al comprador potencial.

    La luz. La iluminación es un componente fundamental para presentar cualquier fotografía. Intenta, dentro de lo posible, evitar el flash (que crea sombras o partes demasiado claras) y apuesta por una luz fuerte y difusa, como la luz natural o proveniente de lámparas especiales, como los halógenos. Recuerda verificar el balance de blancos en tu cámara fotográfica: esto evitará que predominen tonos azules en caso de usar luces halógenas o tonos amarillos al utilizar luces “normales”.

    Enfoque. Si se trata de fotografías de pequeños objetos no será necesario utilizar el zoom: la función “macro” (presente en la práctica totalidad de las cámaras fotográficas) está pensada precisamente para este tipo de objetos. Como alternativa, valerse del zoom será útil para lograr un buen encuadre si se desea fotografiar los objetos desde más lejos. Ten en cuenta también que los objetivos gran angular o teleobjetivos tienden a deformar las imágenes y crean efectos indeseados que abomban la fotografía o distorsionan las formas. La mejor solución es usar una configuración media (entre 50 y 100 de longitud del foco, si se usa una réflex) y acercarse o alejarse del objeto para encontrar el mejor enfoque. Comprueba también que el encuadre sea adecuado: el producto que vas a fotografiar ha de situarse preferiblemente en posición central para estar seguros de que se vea de la mejor forma posible (por ejemplo, en las imágenes en miniatura de la presentación del producto). Por último, guíate del famoso “bip” que emite la cámara fotográfica cuando el objeto está correctamente enfocado.

    Conoce tu cámara fotográfica. La mayor parte de las cámaras digitales cuentan con enormes posibilidades, que a menudo no aprovechamos: si no lo has hecho aún, tómate unos minutos para ojear el libro de instrucciones.  Puede ser también muy útil seguir por internet las páginas de apasionados de la fotografía, encontrarás consejos y trucos muy prácticos.

    Post-producción. Existen varios programas de software gratuitos y bastante fáciles de usar para retocar las fotografías después de ser tomadas: redimensionar, recortar, regular el color o la luz etc. Muchos de ellos cuentan con funciones automáticas para corregir las imágenes. Si no te apetece instalar un programa en el ordenador, puedes encontrar otras alternativas en la web, fáciles y gratuitas. Echa un vistazo por ejemplo a este artículo o haz una búsqueda en Google.

    iPhone y Smartphones. Cada vez más personas tienen teléfonos móviles que incluyen cámara fotográfica de altísima definición. Existen también muchas “apps” que ayudan a obtener buenas imágenes, así que, ¿por qué no usar el propio iPhone o Smartphone para inmortalizar vuestros productos? A menudo es una solución fácil, rápida y muy cómoda, pero sin exagerar con los filtros ;)

    Requisitos de Blomming. Los archivos de las imágenes que se publican en Blomming deben tener una anchura o altura mínima de 640 píxeles así como una buena resolución (la resolución standard en internet es de 72dpi): se trata de un requisito esencial para que la página del producto pueda presentarse de la mejor manera posible, algo imprescindible de cara a las ventas. Se pueden subir hasta cuatro imágenes por cada producto, y haciendo click sobre ellas, se abrirá la función de “zoom”.

    Además el archivo debe ser preferiblemente ligero (es mejor si ocupa menos de 1MB), de este modo quien utiliza conexiones a internet más lentas no tendrá problemas de visualización. Los formatos aceptados por la plataforma Blomming son: JPG, GIF, PNG. Recuerda: a nadie le gusta una imagen pixelada, demasiado pequeña o demasiado grande para cargarse

    Tags: , ,